¿Cuál es la alimentación natural del ser humano?

Estudio comparativo de anatomía y nutrición

Por el doctor Milton R. Mills

 Si existe algo que determine mejor la nutrición natural del ser humano (o de cualquier animal), es su fisiología o anatomía. Es decir, su sistema digestivo, la disposición de los órganos y su funcionamiento. Y también, cómo trabajan estos órganos y otras partes del cuerpo, y cómo se combinan entre sí para realizar las diferentes funciones de la manera más efectiva. Todo ello nos llevará a responder una de las grandes preguntas sobre nutrición y salud: ¿cuál es la alimentación natural del ser humano?

Existen diversas opiniones sobre la alimentación natural del ser humano. Unos defienden que el ser humano es carnívoro, otros omnívoro (necesita comer tanto animales como vegetales) y hay quienes creemos que somos herbívoros (que nos alimentamos de plantas y vegetales). Sin embargo, más allá de las diferentes opiniones que pueda haber, nuestra anatomía es lo que determina con precisión nuestra verdadera naturaleza y alimentación natural.

Para ello, el doctor en medicina Milton R. Mills, del Comité de Médicos por una Medicina Responsable, en EE.UU (PCRM), realizó una comparación anatómica de los animales y del ser humano en relación con su tipo de alimentación. El doctor Mills trabaja como médico de cuidados críticos en Virginia y Washington, Estado Unidos. Es especialista en medicina interna y en la relación que existe entre la nutrición y las enfermedades crónicas. Su estudio detallado de anatomía y nutrición es uno de los más completos que he leído. A continuación, te comparto los puntos principales:

CARNÍVOROS Y OMNÍVOROS

Estudio comparativo de anatomía y nutrición
Animal omnívoro
  • Tienen la boca ancha y grandes colmillos para desgarrar la carne.
  • Garras afiladas.
  • La articulación de la mandíbula se encuentra en el mismo plano que los dientes molares, confiriéndoles una gran fuerza.
  • El tamaño de la apertura de la boca es grande en comparación con su cabeza.
  • Su saliva carece de enzimas digestivas, tragan grandes trozos de carne enteros.
  • La capacidad estomacal está en torno al 65% del total del volumen del sistema digestivo, para poder tragar la mayor cantidad de carne en las cacerías, que luego digieren durante sus descansos.
  • Su ácido clorhídrico es aproximadamente 20 veces más fuerte que el nuestro, para facilitar la digestión de la carne.
  • Presentan una acidez estomacal muy elevada, PH entre 1 y 2, para la adecuada digestión de la proteína animal y para matar las bacterias perjudiciales que se encuentran en la carne.
  • Su intestino delgado es corto, de 3 a 6 veces la longitud de su cuerpo, para evitar la putrefacción de la carne y la absorción de sustancias tóxicas.
  • El intestino grueso es corto y simple, con la función principal de absorber agua y sal, y con una actividad principalmente putrefactiva.
  • Su hígado no produce colesterol, necesario para producir hormonas sexuales, por lo que necesitan ingerirlo de otros animales que lo producen.

HERBÍVOROS Y SER HUMANO

¿Cuál es la alimentación natural del ser humano?
¿Cuál es la alimentación natural del ser humano?
  • Boca estrecha. El tamaño de la apertura de la boca es pequeño en comparación con el tamaño de su cabeza.
  • Colmillos pequeños y desafilados.
  • Sin garras, uñas desafiladas.
  • La articulación de la mandíbula está por encima del plano de los dientes molares.
  • Su saliva contiene enzimas para ayudar en la digestión de los carbohidratos complejos (frutas, verduras, frutos secos…) Necesita masticar bien los alimentos, su digestión empieza en la boca.
  • Su capacidad estomacal es menor al 30% del total del volumen del sistema digestivo.
  • Acidez estomacal baja, con niveles de PH con comida en el estómago entre 4 y 5.
  • Intestino delgado largo, entre 10 y 12 veces la medida del cuerpo, para la correcta asimilación de hortalizas, frutas y verduras.
  • Intestino grueso relativamente largo y complejo. Interviene el la absorción de agua, electrolitos, vitaminas, y su actividad es principalmente fermentativa de fibras vegetales.
  • Su hígado produce el colesterol que necesitan.

Entonces… ¿Cuál es la alimentación natural del ser humano?

Según nuestra anatomía, nuestra alimentación natural es la basada en plantas y alimentos vegetales, como frutas, hortalizas, frutos secos, semillas, legumbres y cereales integrales.

Tal y como afirma el doctor Mills en una de sus conclusiones finales:

«Los seres humanos tienen la estructura del aparato gastrointestinal de un herbívoro. El humano no muestra las estructuras mezcladas que uno espera encontrar en un omnívoro anatómico, como los osos y los mapaches. De ahí que, como resultado de la comparación del tracto gastrointestinal de los humanos con el de los carnívoros, herbívoros y omnívoros, nos permite concluir que está preparado para ser herbívoro».

Según este estudio, el sistema de los animales herbívoros es más complejo que el de los carnívoros y omnívoros, y estaría por delante en el proceso evolutivo.

Los seres humanos podemos comer alimentos de origen animal, como carnes, huevos y pescados, en casos de urgencia o necesidad. Sin embargo, tal y como ya ha confirmado la verdadera ciencia, nuestra alimentación natural, y para la que estamos preparados, es la basada en alimentos vegetales. Como consecuencia, el consumo esporádico o puntual de alimentos de origen animal, para los que nuestro cuerpo no está preparado, no supondrá grandes perjuicios en nuestra salud, pero sí que lo hará el consumirlos de manera habitual o basar nuestra alimentación en ellos.

Como ya ha demostrado la verdadera ciencia, la nutrición verdaderamente natural y saludable para el ser humano es la de alimentos vegetales, respetando determinados aspectos importantes en su producción, almacenamiento, procesado, transporte y cocinado.

La alimentación natural del ser humano. Estudio comparativo de anatomía y nutrición.
Dr. Milton R. Mills
Conoce las propiedades medicinales, estudios y datos nutricionales de 13 superalimentos
Descubre las claves para conseguir una alimentación saludable, natural y consciente según la ciencia
Seis claves para una alimentación vegetariana o vegana saludable, natural y equilibrada